Trayectoria

En julio de 2018, este escriba celebró sus
seis décadas de ejercicio periodístico

Roberto Molina se inició en el periodismo en el año 1958, precisamente el 9 de julio de ese año, en la corresponsalía marplatense del diario Clarín. El que está ubicado a la izquierda, en la foto que se ve más abajo, es él justamente en su primer día de trabajo en ese matutino.

La agencia de ese diario estaba ubicada en el local 7 de la Rambla Casino, de la ciudad de Mar del Plata, Argentina. Allí comenzó a dar sus primeros pasos, primero como cadete (como chico de los mandados) y también armando las pizarras con noticias, que se ponían en la vidriera para que el público que se desplazaba por allí las leyera. Todo esto mientras transitaba su minoría de edad.

Al cumplir los 18 años de edad, asumió la responsabilidad de redactar esas noticias de cuatro o cinco líneas de máquina de escribir, que luego se insertaban en las pizarras. Esto sucedió por enfermedad de quien estaba a cargo de realizar esa tarea. Y lo que en principio comenzó a hacer en forma provisoria, luego se convirtió en permanente.

UNA FACILIDAD NATURAL PARA ESCRIBIR

Es oportuno señalar que durante su paso por las escuelas primaria y secundaria toda su tarea relacionada con lenguaje, gramática, composición y castellano siempre le originaron las mejores calificaciones. Concretamente, tenía una facilidad natural para escribir.

Foto tomada el primer día de trabajo, en la
corresponsalía marplatense del diario Clarín.

Con ese beneficio ventajoso, paulatinamente fue cumpliendo tareas de mayor responsabilidad periodística. Hasta antes de cumplir los 20 años, era enviado a cubrir accidentes automovilísticos y hechos policiales. Su función primero fue aportar los datos a un cronista, para que este elaborara la información. Pero luego se le asignó a él la responsabilidad de redactar el informe de lo que había ido a cubrir. Eran crónicas breves, de no más de una carilla, que Molina redactaba con facilidad.

Su crecimiento periodístico fue interrumpido en el año 1963, porque debió cumplir con el servicio militar obligatorio. Fueron 14 meses de ausencia. Pero ese período no lo desvinculó del periodismo. Concretamente, no pudo despegarse de su condición de periodista frente a acontecimientos que se vivieron en esos años, cuando eran atacados los centinelas de numerosas unidades militares por guerrilleros que comenzaban a aparecer en distintos puntos del país en esos años.

FUE FIEL A LO QUE YA ERA SU PROFESIÓN…

Y algo de eso sucedió en la unidad militar donde él revistaba. Y no pudo hacer otra cosa que informar al medio de difusión donde él trabajaba… Su condición de periodista estaba por arriba de cualquier otra cosa. Y fue fiel a lo que ya era su profesión. La noticia fue una primicia nacional, pero las consecuencias posteriores para él en la unidad militar, no fueron buenas por cierto…

Y esta fue su primera anécdota como periodista. Con el transcurso de los años, fue adquiriendo experiencia profesional a fuerza de participar en distintas coberturas de hechos de mayor o menor importancia. A partir del año 1966, este periodista se dedicó a escribir sobre automovilismo deportivo. Y lo hizo porque se dedicó, también, a correr en competencias automovilísticas, en la categoría Turismo Nacional.

En años posteriores, fue corresponsal de la Revista “Automundo”, que pertenecía a la desaparecida Editorial Codex. También realizó las páginas de automovilismo de los diarios “El Trabajo” y “La Capital”, de la ciudad de Mar del Plata.

En el año 1970, ingresó como cronista en el diario “El Trabajo”, medio en el cual trabajó hasta que se produjo el cierre de ese diario, el 30 de mayo de 1974. Poco después comenzó a trabajar como cronista en la Agencia Oficial Télam, pasando luego a la categoría de redactor, luego subjefe de la corresponsalía en Mar del Plata, hasta que a fines de 1979 renunció siendo jefe interino de la misma.

También en 1974, comenzó a trabajar en la Redacción del diario “La Capital”, iniciándose como cronista. Luego fue redactor, hasta que a fines de 1979 renunció siendo redactor especial. ¿Por qué renunció simultáneamente, a fines de 1979, en la Agencia Télam y en “La Capital”?

EL LANZAMIENTO DE SU PRIMER MEDIO DE DIFUSIÓN PROPIO

Sucedió que en octubre de 1977 lanzó su propio medio de difusión. Se trató de lo que en principio fue el periódico “Prensa Cooperativa”, para que unos años después se convirtiera al formato revista, a todo color. Y dos años después, en octubre de 1979, lanzó la primera edición de “Prensa Mutual”, su segunda publicación propia, que primero apareció con formato periódico y unos años después se transformó en revista a todo color.

A partir de allí, Molina intensificó su trabajo profesional volcando todos sus esfuerzos en consolidar a ambos medios, en sus respectivos ámbitos. En poco tiempo, se impusieron sobre otros medios similares, hasta alcanzar ambas revistas un indiscutido liderazgo informativo tanto en el cooperativismo como en el mutualismo, posición que se mantiene actualmente.

Y en 2010, Molina decidió la creación de un medio de difusión que no tuviera nada que ver con esas dos especializaciones. Y así fue como creó el diario digital “Mar del Plata Es Asi”, que puede verse ingresando a http://mardelplataesasi.com.ar

El propósito de la creación de este órgano periodístico marplatense, fue la decisión de no encerrarse en la especialización y mantener un canal de apertura con la información general, aspecto éste que fue la motivación central de toda su vida profesional. 

PREMIO A LA EXCELENCIA PERIODÍSTICA

En octubre de 2014, el periodista y escritor Roberto Molina recibió una importante distinción por parte de la Federación Internacional de Cámaras de Comercio del Mercosur  (FEDCAMERCOSUR). Se trata del Premio a la Excelencia Periodística que anualmente otorga esa institución, como una manera de reconocer la tarea de periodistas y escritores que se han destacado por su labor, no solo a través de los medios de difusión que editan sino también por los libros que han publicado.

El Premio fue otorgado a Molina por el presidente de esa Federación Internacional, doctor Mario Roberto Coronel Calderón, en el transcurso de un emotivo acto, organizado por la mencionada entidad.