El ejercicio pleno de la profesión periodística, constituyó la actividad central de toda su vida

Muchas notas y reportajes fueron realizados a distintas
personalidades, algunas impactantes y otras, no tanto…

Realizar una entrevista (esto fue a principios de 1966) a quien fuera el vicepresidente de la Nación, doctor Carlos Humberto Perette, fue para este escriba una satisfacción absoluta, no por el hecho de lo que representaba, sino por su calidad humana, por su sencillez y por su bonhomía. Son esos reportajes que al periodista le quedan grabados en su mente, al margen de la importancia de quien fue entrevistado. En muchos casos, la persona impacta más que el cargo que ostenta…

Con quien este escriba no tuvo la misma sensación que lo expresado más arriba, fue con el reportaje al boxeador Carlos Monzón, quien fuera campeón del mundo de la categoría medianos. Fue un improvisada entrevista efectuada en la Rambla Casino, mientras el púgil caminaba por ese sector. Una conversación de 15 minutos, donde formuló declaraciones intrascendentes, que se convertían en trascendentes por ser el campeón… El periodista quedó con la sensación de que el entrevistado no era ni bueno ni malo, todo lo contrario… Es decir, nada.

Con la familia de Mariano Mores, la entrevista periodística se convierte en una grata charla familiar. Este reportaje se realizó en la temporada veraniega 1973/1974, en la confitería del Hotel Provincial de Mar del Plata, lugar donde la familia estaba instalada y efectuaba allí sus presentaciones. Con su tradicional cordialidad, Mariano respondía todas las preguntas que le formulaba el periodista. Y lo mismo hacían Nito, su hija y su nuera.

Las hermanas Norma y Mimí Pons eran frecuentes visitantes de Mar del Plata, cuando su popularidad estaba en lo más alto de la cartelera de espectáculos. En 1974, deslumbraban al público y eran adictas a la aparición en los medios de difusión. Este escriba no necesitaba buscarlas, ya que ellas se contactaban para lograr la difusión de sus presentaciones teatrales.

Con el presidente Héctor José Cámpora, este periodista tuvo oportunidad de dialogar, en 1973, en ocasión de hacerse presente en Mar del Plata y realizar una conferencia de prensa, en el Hotel Hermitage. Su breve paso por la presidencia de la Nación no posibilitó que el personaje formulara declaraciones de importancia. Fue un encuentro formal con la prensa, donde dijo algo para no decir nada…

El almirante Eduardo Emilio Massera, nefasto personaje de la historia argentina, fue otro de los personajes entrevistados por este escriba. Visitaba frecuentemente Mar del Plata y convocaba a la gente de prensa para formular declaraciones. En ese momento, Molina se desempeñaba como Redactor del diario La Capital y como segundo jefe de la Agencia de Noticias Télam.

Con el sindicalista Lorenzo Miguel, quien fuera secretario general de las “62 Organizaciones” y uno de los líderes gremiales más importantes de Argentina. El dirigente metalúrgico visitaba Mar del Plata con frecuencia y siempre convocaba a los periodistas, a quienes atendía con particular cordialidad. Esta entrevista fue realizada en 1974, en un establecimiento hotelero de la Unión Obrera Metalúrgica, que él presidía. En la foto se observa, también, la presencia de otro conocido sindicalista de la época, como lo fue Gerónimo Izeta, ubicado a la izquierda.

Las entrevistas a intendentes municipales de Mar del Plata fueron permanentes, mientras se desempeñó como Redactor en los diarios “El Trabajo”, primero, y en “La Capital”, después. En las notas gráficas, a la izquierda, con el doctor Mario Roberto Russak. Y a la derecha, con el señor Luis Nuncio Fabrizio, en cuyo segundo mandato Molina se desempeñó como Director de Prensa y Difusión de la Municipalidad de General Pueyrredón.