El cooperativismo y el mutualismo se convirtieron en las especializaciones que ocupan su actividad profesional

El cooperativismo fue la primera especialización que incorporó Roberto Molina en el ejercicio de su profesión, en el año 1977, cuando en el mes de octubre apareció la edición número uno de Prensa Cooperativa. En ese momento, se desempeñaba como segundo jefe de la corresponsalía de la Agencia Télam en Mar del Plata y, también, como redactor del diario La Capital, de esta ciudad.

¿Cómo surgió la idea de crear esta revista? Fue en 1976 cuando lo contrataron los directivos de la desaparecida Cooperativa de Crédito Juan B. Justo Limitada, para realizar notas para el periódico mensual de esa entidad. Su tarea específica era realizar reportajes a presidentes de distintas cooperativas de Mar del Plata, para ser publicados en el periódico institucional. De esta manera, en poco tiempo se fue vinculando con los directivos de las principales entidades solidarias que operaban en la ciudad.

Al efectuar una entrevista al presidente de una cooperativa de taxistas, éste le señaló a Molina que “si en Mar del Plata apareciera una revista sobre cooperativismo, todas las entidades la apoyarían”. Ese fue el disparador y a partir de allí comenzaron los sondeos que confirmaban lo que le había expresado ese dirigente. Al escriba no le quedó ninguna duda de que el proyecto revisteril iba a tener apoyo.

Y así fue. En función del conocimiento que ya tenía con directivos de cooperativas marplatenses, fue obteniendo apoyos publicitarios para lanzar la primera edición de Prensa Cooperativa, que se convirtió de hecho en la única publicación especializada en cooperativismo, editada independientemente, es decir, que no pertenecía a ninguna entidad cooperativa de la ciudad.

NACIÓ CON FORMATO DE PERIÓDICO Y LUEGO
DE DOCE AÑOS, SE TRANSFORMÓ EN REVISTA

Este medio nació con formato periódico, tipo tabloid. Y así se mantuvo durante doce años, hasta que finalmente pasó al formato revista, con el que se conoce en la actualidad. Haber lanzado la primera edición en 1977, con el costo de impresión totalmente cubierto, fue un logro excepcional. No era lo habitual, ya que en la mayoría de los casos, con otros tipos de publicaciones, los editores siempre, inevitablemente, con el primer número, registran saldos negativos en términos económicos.

Y así comenzó a transitar Prensa Cooperativa en el sendero de estas entidades de la economía social. Numerosas cooperativas de Mar del Plata apoyaron este proyecto de difusión y eso permitió el crecimiento. Luego se fueron incorporando cooperativas de gran magnitud que operan a nivel nacional, que mantienen un apoyo permanente a esta publicación.

Y también llegaron los apoyos internacionales, porque Prensa Cooperativa se fue proyectando paulatinamente a nivel de América Latina y Europa, mediante su servicio de Newsletters. Se logró conformar una base de datos muy amplia, que posibilitó que este medio de difusión llegara con información a cooperativas de todos los países del continente.

Y ello originó que cooperativas latinoamericanas reconocieran la efectividad de este servicio y la permanencia en el tiempo del mismo, de manera que comenzaron a remitir información para que sea difundida a través de este mecanismo. Y ello trajo aparejada la llegada de apoyos publicitarios, como así también la realización de trabajos de difusión para eventos importantes que organizaban entidades de grado superior de distintas naciones del continente.

Transcurriendo 2018, Prensa Cooperativa se ha convertido en el medio de difusión líder del cooperativismo de América Latina y esa posición se mantiene y se consolida día a dia, sostenida por un trabajo permanente de difusión de las realizaciones de las entidades del sector y, además, de una posición de defensa del cooperativismo cuando se lo pretende avasallar con medidas oficiales que lo perjudican.

Y EN 1979, APARECIÓ PRENSA MUTUAL, MEDIO CON EL CUAL SE
DIFUNDE LO REFERIDO AL OTRO SECTOR DE LA ECONOMÍA SOCIAL

En octubre de 1979, Roberto Molina lanzó la primera edición de lo que también nació con formato periódico, que se llamó (y se llama) Prensa Mutual. Las mutuales y las cooperativas son primas hermanas y no podía faltar un medio independiente que difundiera las realizaciones de las primeras. En ese momento, no existía ningún órgano que difundiera sus actividades y así fue como asumió la responsabilidad de ser el único medio independiente difundiendo las cosas del sector.

Su aparición produjo impacto en el mutualismo marplatense y rápidamente hubo apoyo de las entidades locales. Se comprendió la necesidad de que existiera un medio que difundiera sus actividades y así comenzó el crecimiento. La expansión llegó primero a entidades de la región y luego se extendió al territorio bonaerense. Al tercer año, Prensa Mutual ya tenía alcance nacional.

Con la conformación de una amplia base de datos, el servicio de Newsletters tuvo un gran alcance nacional y posibilitó llegar a la totalidad de las provincias argentinas, aportando información a las mutuales. La carencia de información era, y sigue siendo, un serio problema para el mutualismo, porque no se puede adoptar decisiones acertadas si el dirigente no dispone de la información que lo oriente.

Y en esa dirección avanzó decididamente Prensa Mutual, con el acompañamiento de muchas entidades de primero, segundo y tercer grados. Y así lo hizo durante los primeros diez años. Y justamente en 1989, se produjo un punto de quiebre… Más precisamente un punto de cese de información, como consecuencia de un episodio ingrato.

EN 1989, UN LAMENTABLE EPISODIO HIZO QUE
ESTE MEDIO DE DIFUSIÓN DEJARA DE APARECER

Sucedió que un dirigente mutualista le aportó una información a este medio, acerca de un acto de corrupción en que incurrió un funcionario de lo que en esos años era el Instituto Nacional de Acción Mutual (INAM), que le exigía una suma de dinero a la entidad para ubicar en primer lugar el expediente de la mutual en el cual solicitaba un subsidio importante al organismo nacional.

El directivo estaba indignadísimo con ese episodio y le pidió a Prensa Mutual que publicara lo ocurrido. Y así se hizo. Poco tiempo después, llegó la carta documento con el clásico “ratifique o rectifique lo publicado…”. Para no incurrir en innecesaria extensión, tanto el dirigente como la mutual no se hicieron cargo de lo que le habían pedido publicar a este medio. Argumentaron que el INAM los iba a perseguir si lo hacían y se encerraron en su negativa.

La previsible consecuencia fue que este medio de difusión tuvo que asumir la responsabilidad de lo que aparecía como una falsa información, asumiendo también los costos judiciales y la publicación de la retractación. Y este hecho fue lo que originó, por decisión propia, el cese de la aparición de las ediciones de Prensa Mutual. Fue difícil digerir el bochorno que ello significaba para quien dirige un medio de difusión.

Y así fue como por espacio de veinte años, este medio de difusión estuvo ausente en el ámbito del mutualismo. Pero lo cierto es que para un periodista que ha creado un medio de difusión y que por una razón determinada lo debe dejar de editar, esa situación se asemeja a la pérdida de un hijo, salvando las distancias, por supuesto.

LA REAPARICIÓN DE PRENSA MUTUAL TUVO COMO OBJETIVO
CENTRAL RECUPERAR EL LIDERAZGO INFORMATIVO

Y en 2010, Prensa Mutual volvió a nacer, aunque le haya disgustado a algunos… Ya habian aparecido en el sector otros medios de difusión independientes, editados por gente ajena al periodismo. Es decir, abogados, contadores o gente de otras profesiones que decidieron incursionar en el oficio de editar una publicación, con el objetivo de conseguir trabajo para sus profesiones originales…

Y al retornar, la decisión fue recuperar el liderazgo informativo en el lapso más corto posible. Y así sucedió. No costó nada retomar ese liderazgo, porque, en honor a la verdad, competir con gente que no es periodista, no es competir…  La vanguardia informativa hoy es lo que caracteriza este medio de difusión, lo cual se consolida con su presencia en la web con su portal informativo, con su sitio en Facebook, en Twitter, en Instagram y en Google+.

La transitoria ausencia de Prensa Mutual hizo que otros realizadores de medios del sector se autoproclamara como “decano de la prensa mutualista”, titulo que no le corresponde, por supuesto. Lo de “decano” es un titulo honorario que se le asigna a quien tiene mayor antigüedad y trayectoria en determinada actividad. Pero los que se autoproclamaron cierran los ojos y no quieren reconocer que no son tales.

LA INFORMACIÓN GENERAL ES EJERCIDA A TRAVÉS DE OTRO
MEDIO DE COMUNICACIÓN, LLAMADO “MAR DEL PLATA ES ASI”

La información general ha sido la base de la formación periodística de Roberto Molina. En sus inicios en la profesión, transitó por esos caminos. Y con eso llegó a convertirse en Periodista Profesional, con Matrícula Nº 8277. Esto justamente fue lo que lo llevó a no alejarse de la base de su formación y por ello, en 2010, creó el diario digital Mar del Plata Es Asi, que puede verse en http://mardelplataesasi.com.ar

Se trata de un medio de difusión de información general, donde se tocan una amplia variedad de temas, que nada tienen que ver con el mutualismo o el cooperativismo. Para Molina, esto es algo así como una oxigenación… En algún momento, este periodista entendió que la especialización es algo muy bueno, pero tiene sus contras. La parte negativa es que el periodista se encierra en uno o dos temas específicos, pero se aleja del mundo que lo rodea…

Y Molina no quiso que esto sucediera, ya que eligió mantener sus medios de comunicación específicos, pero también estar en contacto con la realidad. Y esa es la razón de ser de Mar del Plata Es Asi… Con este medio de difusión, no se corre detrás de la noticia en la búsqueda de la primicia… Todo lo contrario, se comenta la noticia y se formulan consideraciones acerca de todo lo que rodea a la noticia de todos los días.